2008-07-13

Tanizaki y una carta a Matsuko, su tercera mujer.


Joyce y una carta a Sylvia Beach, la primera editora del Ulysses.


Hesse y la fotografía de una ventana.


Freud y un libro de Jung.


Gandhi y una nota en un día de silencio, justo antes de su muerte.


Le Corbusier y un manuscrito acerca de la arquitectura moderna.


Trotsky y un diccionario dañado en el primer atentado a su vida.


Between visible and invisible
Lentes de Tomoko Yoneda


6 comentarios:

Pastora dijo...

En la primera fotografía vi una lupa sobre un tejido. Debería haber visto una lente de escritor sobre una carta de amor escrita en japonés.
La situación me causó gracia.
Después pensé en la acumulación de miradas y sus diversos significados.
Los ojos de quienes entramos a Lugar de Olvido o al vínculo original. Los ojos de Hesse y Freud dentrás de sus anteojos. Y los de Jung o los habitantes de la ventana cerrada que observa Herman Hesse.
Concluí pensando que las miradas fotografiadas viven en la causalidad.
No hay lugar para lo "casual" en este ensayo.
La fotografa reconstruye el vínculo entre dos objetos. Especialmente la relación entre la lente y la imagen.

Rey Mono dijo...

Pero, ¿qué palabras son las que toman protagonismo con el cristal de aumento? ¿Qué sucede con el resto? Es como en la pintura más figurativa, aquella que sólo alumbra una escena, una actitud, un ceño, y deja en el aire la pregunta de lo que sucede en el mundo a espaldas del propio pintor...

Gustavo López dijo...

Leer a Jung con los anteojos de Freud.
Me gustan las fotografías de Tomoko Yoneda. Me atrae la subjetividad. Algo que pasa por la lente de otro, ya cambia. Ese algo muta en lo que el otro ve.
Me interesó antes, en relación a la fotografía, y en particular a Witkin, el retorno a un cuarto cerrado. Un banquete en el cuarto oscuro... Witkin spends hours in the darkroom, scratching and piercing his negatives, transforming them into images that look made rather than taken.
Volviendo a la serie Between visible and invisible, me intrigó la imagen que concierne a los anteojos de Hesse, donde no hay libro ni manuscrito, y el pie indica: Hesse's glasses - Viewing a photograph of a soldier. Aquello que sucede a espaldas del soldado y de nosotros mismos.

Ps: respecto a los tres capítulos iniciales de Investigaciones en masa, no había reparado en la ruta de cada capítulo: a Brasil, a Lincoln, a Mar del Plata. Mi novela pasó sin pena ni gloria por dos concursos en Argentina, así que probaré suerte en Francia con una versión nueva, ahora de ciento veinte páginas. Suprimí ochenta… oh la lá.

euridice dijo...

¿Qué se lee con cristal de aumento y qué se deja al arbitrio del mundo?
Deleuze y Guattari pensaban cadenas semióticas como rizomas. Representaban el arte dentro de un mapa de raicillas. Algunas morían, otras desarrollaban un crecimiento "descentrado" de la producción simbólica.
Pero crear sin ningún centro no es crear.
Al alumbrar un ceño, o poner en cuestión una poética ponemos la lente de aumento, fijamos un centro y dejamos que brote de nuestra cabeza una raíz.

María. dijo...

Qué bonitas las fotos. He entrado en su página web y todas son geniales. Me quedo, por eso, con "Scene 01": increíbles instantáneas.

la ninfa dijo...

Y un escozor azul.
En realidad negro, porque atrae y repele. El mar en SCENE 01 está cargado de disgusto, mala disposición, inquietud provocada por el nazi Menguele, que se supone murió en ese paisaje de Brasil mientras tomaba un baño.