2008-12-26

—En vez de tanto mirar ese cuadro, ¿por qué no nos llevamos ya los restos de S, Mitsu?

La imagen pertenece al jigoku-zōshi, rollo del infierno, y corresponde al segundo de los cuatro dominios dentro del Gran Infierno de los Gritos.
El rollo narrativo se lee de derecha a izquierda, e intercala texto a la manera de una fotonovela, historieta o manga. El texto precede a cada imagen, y es una mezcla de caracteres chinos y escritura fonética japonesa. Pintor y calígrafo desconocidos.
Medidas en centímetros: 26,1 por 240,0.
Tokio National Museum
William Lafleur, en la parte primera de Fragmentos para una historia del cuerpo humano, explica «que zōshi hace referencia a la naturaleza documental y testimonial de las imágenes» de los rollos. Es decir, en el siglo XII, las imágenes «secuencialmente ordenadas» constituían «auténticas aperturas a la realidad» tal cual era.

2 comentarios:

Patrick dijo...

Si el infierno es el sueño de alguien, si hay alguein que está soñándolo, ése alguien es monsieur Olvido.
Me parecieron excelentes el dossier sobre 1968 y las entregas desde Second life. Ahora sigo esta serie caleidoscópica sobre el infierno....cambian las figuras, no los pedacitos de vidrio, dice Borges que dijo Shopenhauer.
Au revoir!

Rey Mono dijo...

Secondo ragione, dovrei ritenere d'esser morto; e tuttavia non ho memoria di quella lancinante descomposizione, l'opaca decadenza corporale, né delle smanie interiori terrori e speranze, che dicono accompagnino il percorso verso la morte [...]

Así comienza "Dall'inferno", otra aún más fulgurante de Manganelli.